lunes, 9 de marzo de 2015

Edicto de Salerno y primera farmacia en Alemania

En 1241, el emperador Federico II de Hohenstaufen promulgó en su Corte de Palermo unas Nuevas Constituciones Medicinales para el gobierno de la isla. Estas Constituciones son hoy unánimemente aceptadas como la Carta Magna de la Farmacia y en ellas tuvo su origen la farmacia que existe hoy en día.

Además de regular la profesión médica, prohíbe a los médicos bajo la amenaza de duras sanciones, fabricar o vender drogas. Se produce la separación de la profesión médica y la farmacéutica, tanto en la división de trabajo, la ética profesional y en el aspecto comercial. 
Se reconoce el ejercicio de la farmacia y se exige para practicarlo un arte especial que pudiera garantizar a los pacientes una cierta calidad de los medicamentos. Así se evita la confusión en cuanto a la potencia de los medicamentos y la calidad de las drogas.
En las antiguas boticas medievales sólo se manipulan los productos minerales, animales y vegetales para elaborar los medicamentos. Surge la necesidad de recopilar las normas de composición y preparación de los medicamentos, y que va dar origen a las Farmacopeas.


Es en ese momento, cuando se crea en Trier (Rheinland-Pfalz) Alemania, un acta de donación (que se conserva en el archivo municipal de esa ciudad) de la casa adyacente del monasterio de las monjas cistercienses de Santo Tomás, y que se convertirá en la primera prueba de una farmacia en Alemania.
En una vitrina de esta farmacia, hay un facsímil de ese documento oficial de 1241, donde se menciona por primera vez a la farmacia: "apotecam meam sitam super fassatum in Civitati Treverensi cum domo adiacente et eidem attinente".


(Foto: Deutsche Apotheker Zeitung (DAZ))


Unos documentos de 1531 y 1532, también demuestran que la farmacia se encontraba todavía en posesión de las monjas del monasterio de Santo Tomás, las cuales vendían sus propias hierbas y medicinas.

(Foto: @pharmama)

La fachada sencilla y clásica de la Löwen-Apotheke data de 1649, fue gravemente dañada en la II Guerra Mundial, siendo en 1952 restaurada totalmente. En 1966 vuelve a restaurarse proporcionado un nuevo diseño de interiores.

(Foto: @manumontilla2)


(Foto: @pharmama)

Desde 1660, la farmacia se encuentra en manos de la misma familia. Y así, la "apoteca sita super fossatum" se convirtió en la farmacia "uf dem graben hinter dem Marckbronnen" (1649), llamándose posteriormente "Apotheke zum Einhorn". 
A mediados del siglo XIX, el nombre cambió a "Schmiz'sche Apotheke", y ya en 1890 se convirtió en la "Löwen-Apotheke". 

En 1997 se hizo cargo de la farmacia la Dr. Elisabeth Schmiz. Después, en el año 2012 se hace una gran reforma de la farmacia, pero con un requisito, mantener la zona dedicada a museo con vitrinas y paneles en la pared con datos históricos de la farmacia.



(Fotos: Deutsche Apotheker Zeitung (DAZ))


Hoy en día es regentada también por el Dr. Max Schmiz, perteneciendo a la lista de monumentos  que se pueden ver en la histórica ciudad de Trier.


(FUENTES: 'Reingeniería farmacéutica: principios y protocolos de la atención al paciente'; Marcelo Daniel Peretta. Apotheke adhoc: @ApothekeAdhoc. Die Älteste...Umbau der Löwen-Apotheke in Trier: Wie sich Tradition, Design und High-Tech verbinden; Peter Ditze, Deutsche Apotheker Zeitung (DAZ))

No hay comentarios: